INSFRÁN INAUGURÓ NUEVA SEDE DEL COMANDO REGIONAL POLICIAL 4

El gobernador Gildo Insfran presidio este viernes por la tarde-noche la nueva sede del Comando Regional 4 de la Policía de la Provincia, en la localidad de Laguna Blanca.

Junto al presidente provisional de la Legislatura, Armando Cabrera, el jefe comunal lugareño, Ricardo Lemos, el Jefe de Gabinete, Antonio Ferreira, legisladores nacionales y provinciales, jefes comunales y vecinos que se acercaron a compartir del acto, el primer mandatario, exteriorizo su emoción al “estar en casa”. Y como lo hace cada vez que está en su terruño, revivió anécdotas y seres queridos que marcaron su niñez y adolescencia.

Es así que evoco a su maestra de segundo grado, la cordobesa doña Elena cabeza de Duarte y su marido Julio Duarte, o la casa que estaba enfrente del sitio donde se ejecuto esta obra, de don Rubio Salaberri. En tren de recuerdos, menciono el negocio de ramos generales de doña Crescencia, u otro vecino don Doroteo Rodríguez, don Chochelo, la casa comercial “5 Hermanos “de los Portillo, la carnicería que tuvo varios propietarios.

Incluso le anoticio a los visitantes que la calle donde se realizo el acto lleva el nombre de una docente muy querida: Candelaria Godoy de Dominicci.

En el marco del acto, el ministro de Gobierno puso en valor “la verdad, y la única verdad es la realidad, como la escuela de la gestión Insfran numero 1296 inaugurada en la comunidad aborigen de Misión Tacaagle”

Marco el contraste con la estrategia nacional de apelar a lo que llamo la “pos verdad”, que explico se trata de “lisa y llanamente una verdad objetiva, o sea que no es más ni menos que una mentira emotiva, moldeando una realidad para hacerla pública”.

Indico que desde la gestión Cambiemos “se viene utilizando eufemismos”, como neutralización en vez de decir que dejaron de lado una obra, o evitar decir que dan de baja las pensiones afirmando que se están revisando las mismas”.

En esa pos verdad que señalara, incluyo  que se informe mal criticando a la provincia por no adherir a una ley nacional, que aseguro el ministro “afecta los derechos de los trabajadores”, u otra norma que propicia la “privatización de la mediación laboral, es decir correr al estado y dejar abandonado a su suerte al trabajador”.