A UNA DÉCADA DEL PLAN DE URBANIZACIÓN QUE DIO UNA SOLUCIÓN HABITACIONAL A 6000 FAMILIAS

Que se haya elegido El Porvenir para iniciar el programa de refuerzo social a cargo de un grupo de profesionales militantes del justicialismo no fue casualidad. Es que la hoy consolidada urbanización fue la primera de un ambicioso plan del estado provincial iniciado diez años atrás, propendiendo a eliminar asentamientos irregulares y crear las condiciones dignas de habitabilidad a familias en condición de vulnerabilidad social.

Es así que a la fecha se llego a “regularizar la situación de casi 6000 familias que estaban asentadas en terrenos de manera irregular, a través de nuevas urbanizaciones se han ido generando en diferentes sectores de la ciudad”, expuso el diputado Agustín Samaniego, quien dada su condición de médico hizo que fuera parte del contingente de profesionales atendiendo a las familias del lugar.

“Se trata de una forma de enfrentar este tiempo muy difícil y que castiga sobre todo a los sectores más vulnerables. Es todo un símbolo del accionar del peronismo en la provincia, reforzar toda ayuda y así poder sobrellevar de mejor manera este contexto social que quizás sea una de las más oscuras del país”, dijo.

Estar en sectores de la ciudad donde residan familias de condición humilde tendrá en este tiempo a este grupo de profesionales militantes con “atenciones medicas integrales y aporte de medicamentos, refrigerios con una variedad de nutrientes, juegos y sobre todo en unidad, solidaridad y organización”.

Es así que médicos, odontólogos, nutricionistas, entre otros, son lo que llevan adelante atenciones en general sobre el estado de salud de las familias, charlas sobre alimentación saludable, provisión de remedios y degustación de jugos de frutas nutritivas. Incluso se organizan didácticos talleres para que los niños tomen conciencia sobre el cuidado de la salud bucal y de buenos hábitos de vida en general.

La ex concejal Blanca Denis destaco que la urbanización El Porvenir “es todo un símbolo de un gobierno con políticas públicas inclusivas que generan las herramientas para mejorar la calidad de vida de las familias”.

Recordó que dicho sector fue la “primera urbanización generada a partir del ambicioso plan de reordenamiento urbano que surgió justamente una década atrás, en el 2008, y que por ejemplo se expandió a la ejecución de 6000 módulos habitacionales en otros sectores de la ciudad”.

Destaco que “se genero a partir de una efectiva política de inclusión social que a la fecha y si multiplicamos por el promedio de cada grupo familiar estamos hablando de por lo menos 22 a 25 mil personas beneficiadas”.

Conto Denis que “todo el sector que hoy comprende El Porvenir era un monte, y se ejecuto todo un trabajo integral, con el principal objetivo de erradicar los asentamientos irregulares y brindar condiciones dignas de habitabilidad. Es así que se dispusieron lotes con módulos y servicios a muchas familias que fueron relocalizadas en sus módulos habitacionales, núcleos sanitarios y todos los servicios como luz, agua y desagües”.

Insistió en subrayar que “se trata de una verdadera política de inclusión social a partir de una planificación que ejecutó obras de infraestructura, propias de la consolidación de una urbanización ordenada integrada a la trama urbana del resto de la ciudad. De esta manera se dio una respuesta efectiva e integral a estas familias en situación de vulnerabilidad, dándole las mismas posibilidades de desarrollo que el resto de las que habitan la ciudad”.

Expuso que “se trata de un proyecto de envergadura, que avanza a pesar de la gran crisis por la que atraviesa el país. Aquí en Formosa a través de una decisión política del gobernador (Gildo) Insfran, continúan volcando recursos netamente provinciales, se sigue edificando obras para la gente, además de todo el impacto en lo laboral que esto trae aparejado”.

Es que las labores lo realizan cooperativas, incluso los ladrillos se adquieren a las ladrillerias locales y lo propio en cuanto a las aberturas que proveen carpinterías donde los operarios se encuentran organizados de manera asociada.

Y el proyecto sigue creciendo, como en el lote 111, donde se habilitaron además de más de un millar y medio de módulos y lotes con servicios, centros Nutrir y el de atención a personas con capacidades especiales que incluye un espacio de rehabilitación,  y disponer las reservas de los terrenos para la construcción de las escuelas de los diferentes niveles, centro de salud y de otras infraestructuras donde ofrecer los servicios que demandan toda nueva urbanización