RELEVAMIENTO SITÚA A CENAS DE FIN DE AÑO UN 50% MÁS CARAS QUE EN EL 2017

En consideración a los pocos días que restan para las fiestas de fin de año, desde la Defensoría del Pueblo de la Provincia se llevaron a cabo relevamientos de precios de productos que se relacionan con la denominada -Canasta Navideña- incluyéndose en la misma alimentos y otros productos necesarios para estos tradicionales festejos y en donde, se pudo determinar que existe en todos ellosmayores precios que alcanzan aproximadamente un 50% sobre lo que se pagaba el año pasado.

El Ombudsman Provincial, José Leonardo Gialluca señalo que los consumidores deben tener en cuenta que estos precios son todos de supermercados de capitales locales y extranjeros de nuestra ciudad, por lo cual es posible que, en lugares de ventas mayoristas o almacenes de barrios,carnicerías, fruterías, se pueda obtener productos un poco más económicos o en su defecto como en el caso de las carnes rojas “los precios varían sustancialmente según la carnicería donde se compre, y obviamente en las mismas siempre los productos o cortes son más caros”. Así del relevamiento de precios surge que 1kg de costilla de novillo se ofrece a $ 190, tapa de asado 1kg $ 108, vacío 1kg $ 200, costilla de cerdo 1kg $ 135, cordero 1kg $ 200, pollo 1kg $ 71, chorizo 1kg $ 80, morcilla 1kg $ 170.

En lo que respecta a las verduras, los precios se sitúan en:batata 1kg $ 69,90, cebolla 1kg $ 27,70, tomates 1kg $ 55, lechuga 1kg $ 60, huevos la docena $ 80. Ahora en lo que hace a otros comestibles los resultados encontrados son: el kg de pan se ubica en los $ 50, el de arroz $ 38, un atún en lata va de los $ 59 hasta los $ 120, 1kg de queso cremoso $ 170, un pionono $ 50.

En el caso de la sidra los precios varían fuertemente según la marca de la misma y se puede obtener una desde $ 46,50 en adelante hasta $ 150, igual situación se plantea con el ananá fizz, con las gaseosas y los vinos. Aquí denuncian los supermercadistas que los precios de las denominadas colas, son verdaderamente exorbitantes en contraposición a otros productos no de primera línea, pero de buena calidad y que los ofrecen a un 50% menos.

En lo que respecta a los productos dulces, un budín se adquiere desde los $ 50 en adelante y el pan dulcea partir de $ 100, existiendo en algunos supermercados ofertas de pan dulce fabricado en algunos establecimientos y con frutas de 400grs. a $ 54,99. Desde el organismo de la Constitución denunciaron que los alimentos que se consumen para las cenas de fin de año han aumentado un 55% en lo que va del 2018, en tanto el salario mínimo, vital y móvil solo lo hizo un 28% al igual que las jubilaciones mínimas. Ahora, si consideramos la evolución desde el 2015, el incremento de precios alcanza al 250%, con lo cual se nota la terrible pérdida del poder adquisitivo del salario de los trabajadores tanto del sector público como del privado.