ANALIZAN ACUDIR A LA JUSTICIA FEDERAL SI NACIÓN NO PROVEE LA VACUNA CONTRA EL MENINGOCOCO

Desde la Defensoría del Pueblo de la Provincia, tras confirmarse la noticia dada por la doctora Cristina Mirassou, subsecretaria de Gestión de Establecimientos Asistenciales del 1er y 2do Nivel del ministerio de Desarrollo Humano de la Provincia, quien recientemente declarara que, por el momento, Formosa no cuenta con dosis de la vacuna contra el meningococo, de suma importancia para niños de 3 y 5 meses con una dosis de refuerzo en pequeños de 15 meses y ello se debería a la falta de envío de remesas por parte del Gobierno Nacional.

Sobre el particular, el secretario Letrado de la Defensoría, José Porfirio García, manifestó que, por parte del Estado Provincial ya se han cumplido con las instancias de solicitud al Ministerio de Salud de la Nación, a cargo de Adolfo Rubinstein, sin obtenerse respuestas. La prevención es fundamental en materia de salud, especialmente en los infantes, la vacuna que no están enviando a Formosa y su refuerzo, fue incluida en el calendario de vacunación dado que previene la enfermedad meningocócica, la cual es causada por una bacteria llamada Neisseria meningitidis, siendo la misma una de las causas principales de meningitis (infección de las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal y de infecciones sanguíneas), por lo que se cierne un enorme peligro sobre los recién nacidos, de no regularizarse el régimen de inoculación interrumpido desde fines del año pasado, época en que dejaron de enviar los refuerzos.

El letrado remarcó que la situación de peligro inminente que pone como requisito la Ley de Amparo se encuentra presente, por lo que por expresas instrucciones del Ombudsman, José Leonardo Gialluca, hemos solicitado los antecedentes al ministerio de Desarrollo Humano de la Provincia y con ellos acudiremos al Juez Federal, para que expida una manda al Ministerio de Salud de la Nación a fin de que se regularice el envío de vacunas y refuerzos, antes que tengamos que lamentar consecuencias trágicas las cuales, de darse, serán exclusiva responsabilidad de la cartera de salud del Gobierno Nacional.