OTRO PROYECTO PROVINCIAL DESFINANCIADO POR DECISIÓN POLÍTICA DEL ESTADO NACIONAL

Finalmente, el Gobierno Nacional comunicó a la provincia de Formosa que no financiará el proyecto provincial para la gestión integral de los residuos sólidos urbanos, a pesar de que esta iniciativa ya estaba aprobada.

Así lo expuso el subsecretario de Recursos, Naturales, Ordenamiento y Calidad Ambiental, el doctor Hugo Bay, manifestando que “se cumplió lo que había vaticinado el gobernador Gildo Insfrán hace unos meses atrás respecto del tema del financiamiento del proyecto provincial para la gestión integral de los residuos sólidos urbanos”.

Recordó que “en uno de los operativos Por Nuestra Gente, Todo el gobernador Insfrán explicó que, a pesar de haber sido aprobado este proyecto, primero hubo un silencio por parte de la Nación que establecía que el financiamiento no iba a llegar. A fines del año pasado, de manera muy desprolija y hasta irrespetuosa, sin formalidad alguna, nos hicieron saber que efectivamente por una decisión política del más alto nivel la provincia de Formosa no iba a contar con esos fondos”.

Esta decisión plasma “el desprecio con el que el Gobierno Nacional toma temas que son tan importantes como los ambientales”, aseveró Bay, remarcando que “en el caso de Formosa la financiación para la instalación de las plantas de procesamiento y reciclado era a través de organismos internacionales, porque nuestra provincia decidió hacer primero su estrategia provincial, por lo cual se trabajó durante dos años de manera muy seria con intendentes del territorio provincial, técnicos de la Nación y consultoras para determinar dónde debían estar esas plantas, de manera que sea sustentable”.

“Se hizo una distribución geográfica y se determinó que las plantas de separación debían estar en la ciudad capital, Pirané y Lomitas. En el medio estaba prevista la instalación de plantas de acopio y también de rellenos sanitarios, que es una manera de hacer disposición final en los lugares donde hay mucha acumulación de basura orgánica”, puntualizó el funcionario.

Sostuvo que “el proyecto miraba todo esto, desde una escala más grande, con mirada integral y sistémica, lo cual iba a significar al ponerse en marcha el proyecto la solución para los próximos 30 años de la problemática de los residuos sólidos en toda la provincia”.

Idas y venidas

Bay detalló que “trabajamos con mucha seriedad y se llegó a la firma del convenio. El organismo financiero iba a ser en este caso el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de gran parte de ese préstamo se iba a hacer cargo la Nación porque así estaba previsto. Gana las elecciones el Gobierno de Mauricio Macri y comenzamos a tener conversaciones con el entonces ministro de Medio Ambiente el rabino Sergio Bergman, quien vino incluso a Formosa y dijo que la Nación solamente se iba a hacer cargo de una sola planta de separación y relleno sanitario, la de la ciudad de Formosa”.

“Nosotros le dijimos que el proyecto era integral y que no tenía sentido desmembrarlo, pero nos respondió que íbamos a empezar con eso. Se hizo la audiencia pública el 1° de julio de 2016, junto con la Municipalidad de Formosa, con una enorme expectativa porque pensamos que se iba a arrancar en la ciudad capital”, comentando que “pasa el tiempo y no teníamos novedades, pero nos enteramos que el BID había aprobado nuestro proyecto. Entonces, ahí es donde se empieza a ver que el Gobierno Nacional no tenía intenciones de cumplir con su obligación que era el contrato que había asumido hacerlo con Formosa”.

Subrayó el funcionario que “es lamentable porque no te decían de frente lo que finalmente sucedió: una decisión política de excluir a Formosa porque no tiene el mismo signo político”, reprochó, lamentando que “priman los intereses políticos por sobre las necesidades de un territorio y sus habitantes”.

Finalmente, a fines del año pasado “con un simple llamado telefónico de una persona de cuarta o quinta línea nos informan que por decisión política de la Jefatura de Gabinete de la Nación, de Marcos Peña, a Formosa no venía el financiamiento”.

“Inclusive, el gobernador Insfrán había ofrecido hacerse cargo de las cuotas del préstamo, que sólo la Nación firme y la provincia se hacía cargo; sólo se necesitaba la firma, pero nada, hubo silencio y después, en uno de los informes ante el Congreso de Marcos Peña, el diputado Luis Basterra le pregunta por el tema y Peña contestó y mintió diciendo que el proyecto no estaba aprobado. Además de eliminarlo, lo hacen con una mentira falaz, engañando, así que lamentamos esta situación que se suma a esta actitud de desidia del Gobierno Nacional para con Formosa, cercenándonos otra obra más”, finalizó el doctor Bay.