FÉLIX DÍAZ ABANDONO MOLESTO REUNIÓN POR LA CAUTELAR DE LA CIDH EN LA PRIMAVERA

El ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, Jorge Abel González, presidio este martes una nueva reunión de trabajo del Consejo de Complementación de Seguridad Interior en el marco de la aplicación de la cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en la comunidad aborigen de La Primavera.

Dijo que del encuentro realizado en el seno del cuarto piso de la sede gubernamental, fue solicitada por los peticionantes de la medida cautelar ante la CIDH, caso Félix Díaz. También participaron el área de Defensoría General de la Nación, el ministerio de Relaciones Exteriores, el Instituto Nación al de Asuntos Indígenas,  la secretaria de Derechos Humanos de la Nación, el ministerio de Seguridad de la Nación, Policía Provincial y de Gendarmería Nacional, no asistiendo en esta oportunidad el Centro de Estudios Legales y Sociales

El ministro González expuso que “fue una reunión extensa donde el señor (Félix) Díaz hizo como único planteo que solucionemos un problema interno. La fuerte discusión con una familia de apellido Sosa a partir del conflicto generado en el Centro Integrador Comunitario de esa comunidad indígena”.

“Se le explico que es una cuestión que está en el ámbito de la justicia, que es quien debe resolver esta situación. Parece que esto genero su molestia porque pretende que la provincia a través de la Policía y el estado nacional desde Gendarmería soluciones esto. Me imagino que quiere zanjar este conflicto sacando a esta familia de la comunidad de La Primavera, lo cual le explicamos que no se puede dar”, expuso.

Clarifico que “fue el único planteo, al margen de una serie de afirmaciones acerca de que no sabía que había miembros de la comunidad de La Primavera presos. Y aunque adujo que era sin motivo, se le expuso las causas por las cuales estaban privados de su libertad, una de las cuales acusado de abuso sexual con acceso carnal de un menor de edad, por lo que se tratan de delitos por los cuales como cualquier ciudadano argentino deben responder”.

“A cada una de sus afirmaciones se le demostró con documentaciones en los errores en que incurría en sus aseveraciones”, afirmo.

González discrepo en que “pretende que este conflicto interno sea contemplado en la medida cautelar”, señalando que “se le indico que no solamente existen denuncias de Félix Díaz y su grupo que lo acompaña en contra de la familia Sosa, sino que los Sosa han denunciado a Díaz y sus colaboradores”, incluso aclaro que “no solo interviene la justicia provincial, sino que también existe una denuncia del señor Félix Díaz en la justicia federal que pidió a la Policía toda la información pertinente”.

“Insisto, se trata de un conflicto interno, la situación está en manos de la justicia, por lo que nos sometemos a la justicia sin tomar partido por ninguno de los dos sectores”, sostuvo el ministro.

“Todas estas explicaciones provoco su molestia y se retiro –por Félix Díaz y acompañantes-. Cada uno de los asistentes a la reunión advertimos la actitud tomada al ver frustrado su intención de lo que pensaba que se debía hacer”, expuso el ministro, quien no lo dijo, pero fue patente que abandono la reunión de manera impetuosa arremetiendo contra la puerta.

Incluso González dijo que “cada parte le explico lo mismo, desde la Policía, Gendarmería, los funcionarios nacionales y provinciales, que todos estamos sometidos al marco jurídico que debemos respetar. Se tratan de dos ciudadanos, cada uno afirma tener la razón, y será la justicia quien se expida al respecto”.