MIRASSOU DESCRIBIÓ COMO LA PROVINCIA CONTRARRESTA “AJUSTAZO” NACIONAL EN SALUD

El recorte de planes o programas sanitarios por parte de nación, que implica la no remisión de remedios, sobre todo los más costosos y los oncológicos, leche, vacunas e insumos, hizo que la provincia los contrarreste activando un comando de salud con presupuesto local para suplir esos faltantes.

Quien lo explico fue la subsecretaria de Gestión de Establecimientos Asistenciales de 1° y 2° Nivel, Cristina Mirassou, aludiendo a la estrategia local para contrarrestar los “ajustazos de planes y programa de salud a nivel nacional, un área tan sensible que fue incluida dentro de las variables de los recortes”. Dijo que “hace dos años la provincia tomo la decisión de tomar el comando en uno de los temas más sensibles que es el de medicamentos y que es uno de los que más se resintió”.

Aludió a la creación de una Unidad de Compras e Insumos Hospitalarios, que “genero un gran respaldo y tranquilidad para poder trabajar. Se viene comprando todo lo que se requiere, no existen restricciones, sobre todo lo que cubra las demandas de centros de salud y hospitales de menor complejidad, expandiéndose luego a los más complejos, los de tipo oncológicos”.

Incluso advirtió que “Nación va dejando de comprar medicamentos específicos y los de alto costo, toda la gama de maternidad e infancia como partogamma para las embarazadas y otros remedios que tienen que ver con la prematurez de los chicos. Todo esto y mucho más fueron absorbidos por la provincia con recursos propios, o sea que si no existen faltantes es a partir de una decisión política en este sentido que tomo el señor gobernador”.

Contrasto que “es una clara diferencia con otras provincias que están sufriendo faltantes. Yo hace poco estuvo en una reunión nacional y varias provincias la están pasando muy mal porque no pueden responder a demandas y deben cortar tratamientos a partir de un estado nacional que sin previo aviso deja de enviarlos y se encuentran sin una estructura como la nuestra que permite una compra rápida”, afirmando que “lo mismo sucede con los insumos hospitalarios, que tienen mucho que ver con las infecciones intra-hospitalarias”.

Mortalidad infantil

Aludió Mirassou que “logramos en el 2018 bajar la mortalidad infantil, indicador muy sensible que mejoramos muchísimo y que no es poca cosa con esta severa crisis nacional. Este descenso se dio marcadamente en lo que es la neonatología, o sea la mortalidad infantil en la primera semana de los prematuros”.

Vinculo esta mejora “con todo el soporte en insumos hospitalarios descartables que se usen en neonatología y hacen que se eviten infecciones intra-hospitalarias”.

Pondero el “valioso sostén de un gobierno provincial que ha tenido mucho reflejo ante un complejo escenario social, que uno advierte en materia nutricional”. En este sentido destaco el “amplio paquete reforzando partidas para comedores escolares e incorporando la copa de leche en el secundario y el plan Nutrir que tiene un impacto en el interior porque los productos frescos se adquieren al paippero que permite mover la economía de los pueblos, la compra de leche por parte de la provincia a partir de un estado nacional que no las remitió en los meses de enero y febrero”.

Vacunas

Admitió que “lo que no podemos cubrir como provincia son las vacunas donde existen faltantes o disminución de dosis porque son compras para todo el país de carácter internacional a partir de acuerdos con organismos mundiales. Fue presupuestado nacionalmente y no se cumple pese a los insistentes reclamos”.

Sostuvo que “el tema es central, existen indicadores que han mejorado por la vacuna. Analizamos la mortalidad de los niños de 1 a 4 años de 2018, y la causa por diarrea fue la sexta en incidencia en estas defunciones. Y advertimos el faltante de una vacuna que la evita que es la rotavirus, que permitió revertir esta incidencia de la deshidratación por diarrea como causa de mortalidad que antes estaba en primer o segundo lugar”.

Dijo que “otra de las vacunas que implemento la gestión  nacional anterior fue la Hepatitis A, y los mismos datos del pais dan cuenta de cómo disminuyo la necesidad de trasplantes hepatitis fulminante”.

“Tenemos otra vacuna que se le pone a la embarazada que la protege contra el tétano a esta mujer y al mismo tiempo al bebe por nacer  durante los primeros dos meses contra el coqueluche o la tos ferina, patología que en es causa de muerte en el recién nacido que son más vulnerables y se ahogan. Y se produjo una baja de mortalidad por esta causa en todo el país, que es donde uno aprecia el impacto de las vacunas, o sea es una bandera a defender y luchar por tener todas las dosis que corresponden”, concluyo la subsecretaria de Desarrollo Humano.