EFECTIVOS DE FORMOSA SE CAPACITARON EN LA ESCUELA DE POLICÍA DE LA PROVINCIA DE ENTRE RÍOS

Cuatro oficiales de la fuerza provincial participaron y aprobaron el curso de tiro y armamento policial para formadores y curso de conducción vehicular policial de formadores.

La aprobación de ambos cursos originó la facultad de dictar ambas materias en los institutos de formación policial.

En el marco de las políticas públicas de seguridad impulsadas por Gobierno de la provincia de Formosa, en consonancia con el Ministerio de Gobierno y el “Plan de Capacitación y Especialización para el Personal Policial 2019”, diagramado por la Dirección del Instituto Superior de Instrucción y Educación Policial  -DISIEP-, se designó a los oficiales principales Fernando Roza y Manuel Salinas para que participen en el “Curso de conducción vehicular policial” y a los oficiales inspectores Matías Cantero y Enrique Alvarenga al “Curso de tiro y armamento policial”.

La capacitación se realizó del 8 al 10 de mayo en la Escuela de Policía  ubicada en la ciudad de Villaguay, provincia de Entre Ríos.

Ambos cursos tuvieron como propósito que los instructores mejoren su intervención didáctica en la enseñanza de los contenidos y prácticas que brindan a los integrantes de los institutos de enseñanza, tanto en la carrera de oficiales como así en la escuela de agentes, en su carácter de funcionarios y servidores públicos.

Entre los temas que formaron parte del adiestramiento se destacan la conducción vehicular, accidentología vial, mantenimiento y conservación del vehículo, aptitud y actitud del conductor policía, maniobras policiales, tácticas de utilización del móvil como herramienta principal en situaciones de emergencia como en recorridas diarias.

En relación a las armas de fuego y del equipamiento policial, se abordaron temas como su funcionamiento, destreza, técnicas para su empleo, bajo el principio de legalidad, proporcionalidad y el uso racional de la fuerza, garantizando de este modo los derechos constitucionales de la ciudadanía.

La capacitación, actualización y perfeccionamiento de los cuadros de la Institución policial son constantes y redunda en el mejoramiento cualitativo de la misión policial conforme los términos de la Ley del Personal Policial.

Por otra parte, se destaca el potencial de los recursos humanos de la fuerza provincial, que constantemente participan de capacitaciones, permitiendo un efecto multiplicador con los demás integrantes de la fuerza.