A LAS INVOLUCRADAS EN LA MUERTE DEL COMERCIANTE PÉREZ SE SUMÓ LA DETENCIÓN DE UN SOLDADO Y LA CAUSA FUE RECARATULADA

El homicidio del comerciante Norberto Pérez, ocurrido el viernes por la noche en Ingeniero Juárez, tiene un nuevo detenido y la causa fue recatulada a “Homicidio y Encubrimiento”.

En un giro inesperado de la investigación que se lleva adelante, el sábado por la noche detuvieron a un soldado del Ejército Argentino que ya se encuentra alojado en la Alcaidía de Lomitas a disposición de la Justicia provincial.

Cabe recordar que por el hecho, una menor de 16 años fue detenida por la Policía acusada de haber matado a puñaladas al comerciante de 63 años en circunstancias que son materia de investigación y que el hombre fue encontrado sin vida dentro de la cabina de su camión con un puntazo en el pecho y otro en el cuello a orillas de las vías férreas en pleno centro de Juárez.

El sábado, minutos después de las siete, un empleado de Pérez vio el camión estacionado sobre calle Lavalle entre Belgrano y vía férrea, y esto le llamó la atención por la hora y el lugar donde se encontraba. Se acercó y al mirar por la ventanilla, vio a su patrón, pero pensó que estaba dormido. En principio no sospechó nada, pero luego de golpear varias veces el vidrio para intentar despertarlo y no lograr su cometido, fue corriendo hasta la comisaría y contó a los policías que estaban de guardia lo que estaba pasando.

Enseguida fueron al lugar varios efectivos policiales y confirmaron todo: estaba el camión Mercedes Benz de color blanco, desde cuya ventanilla observaron en el interior a un hombre que no respondía a los insistentes llamados. Avisaron el hecho al juez de la jurisdicción, Francisco Orella, y el magistrado autorizó la apertura de la cabina. Al hacerlo, los uniformados confirmaron lo que a esas alturas todos suponían y no tardaron en identificar a la víctima, ya que se trata de un conocido comerciante juarense, de 63 años de edad.

El cuerpo fue trasladado al hospital del pueblo, donde el médico de turno certificó el deceso Norberto Pérez luego de recibir dos puñaladas en el cuerpo. Luego fue llevado a la morgue del centro asistencial, donde se realizó la autopsia ordenada por el juez Orella.

Del interior del camión, la Policía secuestró el teléfono celular de la víctima, prendas de vestir y sus zapatillas, entre otros efectos que fueron peritados.

Apenas la Policía activó la investigación, surgieron pistas sobre la posible autoría del crimen de personas vinculadas al entorno afectivo de la víctima. Fueron retenidas en averiguación del hecho una joven de 17 años, con quien la víctima mantenía una relación, y la hermana de ésta, de 16.

Antes del mediodía del sábado, allanaron la casa de la menor, en el barrio Mechero, donde secuestraron el cuchillo que se habría usado para consumar el homicidio, unos cinco mil pesos en efectivo, prendas con manchas de sangre y el teléfono celular de la joven. Las pruebas reunidas hasta el momento sindicarían a la menor de 16 años como posible responsable material del hecho, pero la Policía no descarta que su hermana de 17 (pareja del comerciante desde hacía tres años) podría haber tenido algún tipo de participación en el crimen.

Fuente La Mañana