“ORGULLOSOS DE DEFENDER LOS INTERESES DE LOS SECTORES MAYORITARIOS DE NUESTRO PUEBLO”

Por 222 votos positivos y una abstención, la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción a la prórroga de la Emergencia Alimentaria hasta 2022, proyecto que fue consensuado por la mayoría de los bloques de la oposición. En este contexto, el diputado nacional, Ramiro Fernández Patri, afirmó que los bloques de la oposición convocaron a una sesión especial para tratar la Emergencia Alimentaria en la Argentina y lograron por unanimidad prorrogar la Emergencia Alimentaria hasta el 2022. “Estamos orgullosos de haber defendido los intereses de los sectores mayoritarios de nuestro pueblo. La gente está sufriendo y necesita un Estado presente.”

Además, Fernández Patri señaló que el proyecto de ley aprobado prevé un “incremento de emergencia” de, como mínimo, el 50% de los créditos presupuestarios vigentes este año, correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición, para sortear este momento difícil que está viviendo el pueblo argentino.”

Por su parte, los tres legisladores formoseños del FdlV, Luis Basterra, Beatriz Lotto y Ramiro Fernández Patri, remarcaron que así como en la provincia el gobernador Gildo Insfrán tomó la decisión de aumentar el 40% de las partidas para los comedores escolares, aumentar el 50% de las asignaciones familiares y asistir con el Programa Nutrir a 17 mil familias formoseñas con alimentos, que se les compra a los productores formoseños, de la misma forma necesitamos aumentar las partidas para los comedores y merenderos escolares a nivel nacional.

En ese sentido, Fernández Patri agregó: “Nosotros tres estamos orgullosos de ser representantes del modelo formoseño, un modelo que financia el 85% de los gastos que se invierten en los programas de alimentación de la provincia, mientras que sólo un 15% lo financia la Nación, y el aumento que se logra con esta ley va a impactar directo en dicho porcentaje.”

Por último finalizó: “Sabemos que es poco pero teníamos que dar esta batalla para hacer frente a la crisis en este momento. Los problemas sociales no se resuelven con políticas sociales sino con políticas económicas que mejoran el empleo, permiten una movilidad ascendente, fomentan la industria nacional y mejoran los salarios de los trabajadores. Por eso, desde nuestros lugares seguiremos trabajando en ese sentido.”