REUNIÓN VIRTUAL: EN HISTORICA SESION, EL SENADO DIO SANCION DEFINITIVA A LA LEY QUE BENEFICIA A TRABAJADORES DE SERVICIOS ESENCIALES QUE ENFRENTAN LA PANDEMIA

BUENOS AIRES, mayo 21. – El Senado de la Nación dio sanción definitiva, por primera vez en la historia legislativa argentina, de forma “virtual” a tres leyes, dos que beneficia a los trabajadores de la Salud y a todo el personal considerado esencial que está en la primera línea de combate contra el coronavirus y otra que regula la relación del Estado con la Cruz Roja. Fue durante la sesión especial realizada hoy en la Cámara Alta con la modalidad de videoconferencia, como consecuencia de la cuarentena establecida por el gobierno nacional para morigerar en la población los posibles efectos del Covid 19.

“Es la hora de la unidad nacional, es el momento del compromiso y de la solidaridad”, advirtió el presidente de la comisión de Presupuesto, el cordobés Carlos Caserio, al informar el proyecto que otorga el beneficio para profesionales, técnicos y personal operativo de los distintos sistemas que enfrentan el coronavirus. Asimismo, instó a toda la dirigencia política a “acompañar al presidente Alberto Fernández y a su equipo” en la tarea de afrontar la crisis económica, social y sanitaria, como “el pueblo argentino ya lo está haciendo”.

Defendió la decisión gubernamental de establecer la cuarentena temprana, porque el objetivo fundamental dijo fue “preservar la vida humana, porque tenemos un profundo concepto humanista”. Y resaltó que, en las naciones donde se adoptaron medidas distintas, con el supuesto de que así se protegerían sus respectivas economías, los resultados fueron trágicos: “La economía de los países, que no hicieron cuarentena como nosotros, va muy mal y encima están llorando miles de muertos”.
Recordó que el gobierno nacional “ha tomado 65 medidas concretas, medio centenar de decretos, en la lucha contra la pandemia”, que se traduce en una inversión de 170 mil millones de pesos, es decir cerca de 2.500 millones de dólares. Una muestra concreta de lo que es “un estado presente”, aseveró.

A su vez, el jefe del bloque de senadoras y senadores nacionales del Frente de Todos, José Mayans, agradeció la predisposición de los distintos bloques y de los presidentes de las tres comisiones para dar tratamiento urgente al temario de hoy. “En las comisiones tuvimos prácticamente despacho unánime para estos temas que son centrales”, indicó. Destacó respecto al accionar de la Cruz Roja que es “un voluntariado que actúa por amor al prójimo”.

Se refirió, también, a la ley que crea programa de protección para el personal de salud ante la pandemia de Covid 19, otra de las aprobadas en la sesión de esta tarde. Recordó que su compañera de bloque Inés Blas había mencionado que en la actualidad hay “casi 800 trabajadores de la salud infectados y que algunos de ellos fallecieron”. Por eso, destacó la necesidad de crear un “esquema a nivel nacional y que se autorice al jefe de Gabinete para destinar partidas para asistir a las provincias que lo necesiten”. Aunque dijo que hay provincias como Formosa que ya cuentan con un protocolo y sistema de atención para el personal de actividades esenciales.


“En Formosa tenemos una unidad especial en el Hospital Evita (construido durante el gobierno de la ahora vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner), para dar primeros auxilios y cuidar al personal de la salud que pueda estar infectado por el coronavirus”, recordó el formoseño. Para, luego, defender el proyecto de exención impositiva para trabajadores esenciales. Dijo: “No hay más sordo que el que no quiere oír ni más ciego que quien no quiere ver. Es una excepción impositiva que mejora la percepción del trabajador por guardia y por horas extras. No se puede exceptuar a quien ya esta exceptuado. Se trata de un excepción por guardia y por hora extra”, explicó al rechazar críticas de algún senador opositor. Y recordó que la oposición en Diputados acompañó la sanción del proyecto.

A su turno, la presidenta de la comisión de Legislación General, la correntina Ana Almirón, destacó el orgullo que sentía al participar de una sesión histórica en la que se trataron “temas para ampliar derechos”. La senadora fue la encargada de defender el proyecto que regula el vínculo entre el Estado Argentino y la delegación local de la Cruz Roja, otra de las leyes sancionadas por la Cámara Alta hoy.
“No solamente estamos por reconocer el carácter jurídico de la Cruz Roja, sino que vamos a tratar la ampliación de derechos para las trabajadoras y trabajadores, que, día a día, asumen sus responsabilidades para que nosotros podamos quedarnos en nuestras casas. Creo que ese es el camino para entender esta pandemia, en clave de ampliación de derechos”, declaró.

Señaló que “hubo un amplio consenso de todos los sectores políticos de la Cámara para tratar la iniciativa”, que establece beneficios impositivos para una de las entidades de socorro más antigua del país y busca visibilizar y proteger “a todos los voluntarios y voluntarias, que trabajan de manera solidaria”. Opinó, además, que “este es el momento oportuno, urgente y necesario” para sancionar la ley, que entre otras cosas dispone exenciones impositivas para la importación de insumos sanitarios. De esa manera, la legisladora respondió a algunos de sus colegas que expresaban dudas sobre la oportunidad de avanzar con la normativa.

El proyecto de ley, que establece beneficios especiales para el personal de Salud, Fuerzas Armadas, de Seguridad y otros ante la pandemia de Covid-19, cuenta de dos capítulos centrales: Uno que dispone la exención transitoria del pago del impuesto a las Ganancias, entre 1 de marzo hasta el 30 de septiembre del corriente año. Y otro referido al pago de pensiones graciables y vitalicias para familiares de trabajador o trabajadora de servicio esencial fallecido en cumplimiento de su tarea de combate contra la enfermedad.

Abarca, entre otros, a profesionales, técnicos, auxiliares de todo tipo de servicios incluidos como gastronomía, maestranza, limpieza, personal operativo de los sistemas de Salud público y privado, Fuerzas Armadas, Seguridad, actividades migratoria y aduanera, los recolectores de residuos domiciliarios y patogénicos.

El proyecto de la Cruz Roja, por su parte, le reconoce a la institución el carácter de sociedad de socorro voluntaria que actúa en tareas humanitarias junto con los Poderes del Estado y cómo entidad sin fines de lucro. Le otorga beneficios impositivos, protege su emblema y su nombre, y dispone beneficios para quienes ejercen el voluntariado.