DOS HERMANAS DE 12 Y 14 AÑOS ERAN VÍCTIMAS DE ABUSOS SEXUALES, UNA DE ELLAS QUEDÓ EMBARAZADA

El caso salió a la luz cuando una de ellas debió ser atendida en el Hospital de la Madre y el Niño

Dos hermanas de 12 y 14 años venían siendo víctimas de abusos sexuales por parte de sus vecinos, un hombre de 53 años y otro de 64, y producto de ello una de las niñas está cursando un embarazo de ocho semanas de gestación.

La Policía detuvo a los padres de las víctimas y a los hombres acusados de los abusos ocurridos en el barrio San Antonio de esta capital.

La situación quedó al descubierto el miércoles a la noche cuando la niña de 12 años fue llevada al Hospital de la Madre y el Niño porque sentía un fuerte dolor abdominal. Al ser examinada en el centro asistencial, el médico de guardia descubrió que estaba embarazada, lo cual fue informado a la Policía.

En el marco de la investigación se detuvo a los padres y al hombre acusado del abuso, en tanto la niña quedó a disposición de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia.

La Policía avanzó con las pesquisas y descubrió que su hermana, de 14 años, mantenía “una relación aparentemente consensuada por sus padres” con un hombre de 64 años, también vecino del lugar.

Junto a sus tres hermanos, los cinco fueron puestos a disposición del Estado, en virtud de la situación de vulnerabilidad en la que se encontraban.

La Policía pudo identificar horas después al otro involucrado, que fue detenido en la calle por efectivos de la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional Uno.

El resultado de la investigación fue informado al juez de turno, con conocimiento del juez de Menores de Formosa, quien dispuso la apertura de una causa judicial por los delitos de abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores agravado por el vínculo.

El abuso sexual es un delito contra la integridad sexual y está condenado en los artículos 119 a 133 del Código Penal. Las víctimas de este delito sufren un daño a su integridad física, psíquica y moral. Se daña también su derecho a la intimidad, la privacidad, y se vulnera el derecho a no ser expuesto a ningún tipo de violencia. En Argentina se considera que una niña o niño, menor de 13 años no tiene madurez o desarrollo suficiente para dar consentimiento válido a ningún acercamiento o contacto con sentido sexual.

Las denuncias por abuso sexual a niños, niñas y adolescentes crece de forma alarmante en la provincia de Formosa. Según datos de la Dirección de Estadísticas del Poder Judicial, en 2015 en el 60% de los casos denunciados las víctimas fueron menores de edad, mientras que en 2017 el porcentaje ascendió a un 78%.

Fuente La Mañana