UNA FORMOSEÑA VARADA EN EL CHACO PERDIÓ A SU MADRE MIENTRAS ESPERABA SU INGRESO A LA PROVINCIA

Actualmente, María está alojada en un hotel de Resistencia a la espera de su permiso.

Desde hace dos meses y medio que María dejó Buenos Aires para regresar a Formosa. En el camino de vuelta quedó varada en el puente Chaco-Corrientes. Vivió más de 20 días al costado de la ruta a la espera de su permiso de ingreso a la provincia. En el transcurso, falleció su madre después de una larga internación. Actualmente está alojada en un hotel de Resistencia con la incertidumbre de no saber cuánto podrá reentrarse con familiares.

En diálogo con La Mañana en Vivo, María relató que el 15 de julio su madre falleció en la ciudad de Formosa luego de una larga internación, mientras ella estaba en el Chaco intentando ingresar con la historia clínica y el permiso provincial y nacional.

“Me dijo que no podía esperar más y que me necesitaba. Pese a ello la Policía Caminera cumplió órdenes y no permitió mi paso”, describió.

Actualmente, la mujer está alojada en un hotel de Resistencia desde hace más de un mes. Las autoridades del Ministerio de Desarrollo Social del Chaco la ayudaron con la estadía y la comida.

“Me volví de Buenos Aires porque quedé sin trabajo. Estuve unos 20 días durmiendo en mi auto y comiendo al costado de la ruta con las colaboraciones de Gendarmería y los camioneros. Pasé noches en la intemperie con la incertidumbre de no saber cuándo ni cómo ingresaré a mi provincia. Ahora estoy en un alojamiento, pero sin dinero ni recursos”, manifestó.

Con la angustia a cuesta por no poder despedirse de su madre y quebrada por la situación que está atravesando, María pidió un gesto de humanidad a las autoridades de la provincia: “Me siento abandonada, no me quiero morir fuera de mi provincia. Trabajé en política para mi provincia, representé a Formosa en el deporte y ahora estoy viviendo de prestado en otro lugar porque no me dejan entrar”, reclamó.

Fuente La Mañana