CRISIS HÍDRICA: El río Paraguay experimenta una bajante a niveles extraordinarios y, por ahora, no se prevén lluvias

En el interior, el Gobierno realiza controles para evitar tomas clandestinas en los canales que llevan agua a poblaciones

La sequía que se padece en el Norte de Argentina abarca a varias provincias y a la Cuenca del Plata, lo que significa una zona extensamente grande. Ya transcurrieron varios meses sin llover por lo que en la cuenca del río Paraguay, por ejemplo, se observa una bajante a niveles extraordinarios en varios puertos. Ante este escenario, el coordinador ejecutivo de la Unidad Provincial Coordinadora del Agua (UPCA), el ingeniero Horacio Zambón, advirtió que quienes realizan tomas clandestinas de agua en las localidades, alteran el cumplimiento de la dotación correcta del vital líquido a las poblaciones.

En lo que respecta a los ríos Bermejo y Pilcomayo, precisó que sus cuencas responden al período natural de crecida, pero que “en esta ocasión fue muy modesto porque crecen durante el verano y las precipitaciones no fueron considerables”.

“El Pilcomayo tuvo dos períodos de crecidas considerables y gracias a eso el Bañado La Estrella tuvo un ingreso importante de agua, que se está aprovechando a través de las diferentes obras hidráulicas que el Gobierno de Formosa realiza hace tiempo”, continuó el ingeniero.

La extrema sequía se extenderá hasta fin de año, advirtió Zambón 

En este contexto, explicó que desde la UPCA se trabaja de manera coordinada con la Policía de Formosa y los diferentes equipos técnicos de los organismos provinciales para regular los distintos cauces y canales que se crearon; y de esta manera garantizar que el agua llegue a destino.

“Las poblaciones necesitan tener la dosificación necesaria en las plantas de agua potable. En este sentido, es muy loable el desarrollo del Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento (SPAP), porque las tomas clandestinas muchas veces alteran este objetivo principal que es el cumplimiento de la dotación de agua hacia las poblaciones”, exhortó.

Asimismo, dijo que “el embalse de Laguna Yema es otro objetivo que tenemos, ya que no tuvo una recarga importante, pero se suministra a través de un sistema de bombeo que va desde el embalse hacia el canal revestido en hormigón a las principales localidades”.

Sobre el final, Zambón lamentó que no se avizoren tormentas ni precipitaciones en los próximos días y aseguró que desde el organismo se continuará trabajando en la administración correcta del agua que la naturaleza dispone para el territorio provincial.

Fuente La Mañana