ESTE JUEVES SE CELEBRA EL “KARAÍ OCTUBRE”, MITO ASOCIADO A LA PREVISIÓN EN ÉPOCAS DE ESCASEZ

Un investigador de creencias populares aclaró que esta leyenda remarca la importancia de tomar recaudos para evitar que al hogar le falten alimentos en momentos difíciles

Ante la nueva conmemoración del “Karaí Octubre”, que se celebra cada 1 de octubre, el doctor José Luis Pignocchi, autor especializado en mitos y tradiciones locales, comentó a La Mañana que se trata de un mito popular que surgió en varias urbanizaciones a través de los años, a partir del traslado de los habitantes del campo a la ciudad, pero que originalmente era una creencia “afincada en el campo”.

También valoró que en el marco de esta festividad, este jueves al mediodía, personal del Museo Sacro Cultural “Padre Carmelo Sciullo”, ubicado en el barrio Virgen del Rosario de nuestra ciudad, aunque no pueda realizar el tradicional almuerzo comunitario de cada 1 de octubre por la pandemia, compartirá a través de la cuenta de Facebook de la institución el modo en el cual se prepara el “yopará”, plato tradicional de esta fecha, por medio de una transmisión en vivo.

De acuerdo con la creencia popular, el Karaí -“Señor”- Octubre es un duende que sale todos los 1 de octubre a recorrer las casas y ver quiénes tienen suficiente comida. Su objetivo es observar si la gente sembró y trabajó durante el año y supo guardar para los meses en que no hay cosecha. Este personaje, al pasar por las casas, tiene que comprobar que en cada hogar haya suficiente comida y que la conviden a sus vecinos. A quienes no hicieron las previsiones necesarias se los castiga con miseria hasta fin de año y a quienes tienen para convidar se los premia con abundancias.

Por su parte, el escritor indicó que a diferencia de lo que sucede con otros mitos, éste es “aleccionador” en el sentido de que “premia a quien tuvo la previsión necesaria para que su familia no pasara ninguna necesidad, aun en los momentos más difíciles del año”.

“La celebración se generó cuando existía una alimentación basada en lo que se cultivaba. Normalmente, en octubre, mes en el cual se celebra la supuesta aparición del ‘Karaí’ y la necesidad de demostrarle que uno ha sido previsor, es el ‘mes de las carencias’, porque aquello que proviene del verano se termina y el invierno todavía no empieza a fructificar. Por ello, si una persona no guardó o no dejó algo reservado para este tiempo, se la pasa mal. Es una concepción diferente de lo que sucede en la ciudad, donde una persona va a un comercio y compra lo que necesita”, explicó Pignocchi a este diario.

Asimismo, el investigador se refirió a los motivos por los cuales se suele servir “yopará” en el marco de la celebración de esta creencia popular. “Se trata de un plato típico de la región y del Paraguay. ‘Yopará’ quiere decir ‘mezcla’. La imaginación popular mostró al ‘Karaí’ con una mazorca de maíz en una mano y un látigo en la otra. Por ello, cuando el personaje aparece, uno tiene que demostrar que supo tomar previsiones. Entonces, se procura cocinar un plato sustancioso. Para hacer el ‘yopará’, se echaba a la olla todo lo que había: porotos, mandioca, etcétera. Se solían reunir vecinos en una mesa bien servida y todos contribuían para que el ‘Karaí’ se retirara satisfecho”, relató.

“Este tipo de creencias se mantiene en la gente, aunque en la actualidad, por el contexto actual, no se pueda hacer la tradicional celebración que se efectuaba en la ciudad y que reunía a una gran cantidad de público. Tenemos que mantener vivo este tipo de celebraciones, porque forman parte de nuestro patrimonio sociocultural intangible”, manifestó José Luis Pignocchi.

Fuente La Mañana