LA POLICÍA RECUPERÓ UNA MOTOBOMBA, UN MOTOR DE AGUA Y APRENDIÓ A LOS PRESUNTOS AUTORES

Efectivos de la Comisaria de Ibarreta aprehendieron a un joven que trasladaba a pie un motor de agua sustraído del interior de un establecimiento educativo; mientras que en la localidad de Estanislao del Campo recuperaron una motobomba y detuvieron a un joven de 19 años.

El primer hecho ocurrió en la madrugada del domingo, cuando la Policía realizaba recorridas preventivas en inmediaciones a la Escuela Provincial de Educación Primaria N° 408 del barrio San Miguel de la localidad de Ibarreta.

Allí los policías vieron a un joven que al notar la presencia de la policía intentó darse a la fuga.
Una vez interceptado el joven, se procedió a la identificación y se solicitó que exhiba lo que llevaba en el interior de la mochila y se constató que era un motor de agua de 1Hp, el cual tenía un cable con un corte, que llamo la atención y se procedió a su demora.

Después ingresaron al establecimiento educativo y al verificar la casilla ubicada arriba de la cisterna de agua, se comprobó que estaba violentada y faltaba el motor de agua coincidiendo el corte del cable con el que tenía el motor.

Luego se comunicaron con la directora, quien radicó la denuncia en la sede policial, procediendo al secuestro del bien sustraído y a la detención del joven, que fue notificado de su situación legal y quedó a disposición de la justicia.

El segundo hecho ocurrió este lunes último por la tarde, cuando la Policía acudió a la llamada de un vecino del Paraje Soldado Dante Salvatierra por el robo de su motobomba.

El hombre comentó que luego de hacer funcionar el artefacto, se dirigió a su campo a realizar una recorrida, observando a un joven del sector que trasladaba sobre su hombro un bulto, pero al ver al damnificado huyo entre las malezas.

Pero lo que confirmó sus sospechas fue que al regresar notó el faltante de su motobomba.

Una vez radicada la denuncia, el personal policial fue hasta las inmediaciones del lugar e interceptó al joven cuando salía entre las malezas de un camino vecinal con una motobomba en su poder.

Como no pudo justificar la procedencia de la motobomba, se procedió al traslado y secuestro del bien y a la detención del joven, quien fue notificado de su situación legal y tras el hisopado preventivo con resultado negativo, fue alojado en una de las celdas de la dependencia.