CLORINDA: ESCLARECEN UN ILÍCITO Y DETECTAN EL INGRESO DE UN HOMBRE POR PASO CLANDESTINO

En el marco de los operativos de frontera y de seguridad ciudadana, la Policía esclareció un ilícito perpetrado en el Consulado de Paraguay.

También se detectó el ingreso de un hombre desde la República del Paraguay a Clorinda, a través de un paso clandestino.

El primer procedimiento se registró el martes último alrededor de las 12:30 horas y estuvo a cargo del personal del Destacamento Desplazamiento Rápido (DDR), sumado a efectivos policiales de esta ciudad, afectados a colaborar con el Operativo de Frontera en el sector de barrera de la ciudad de Clorinda.

Al llegar a la avenida San Vicente y barrera, se detectó el ingreso de un hombre desde la República del Paraguay al país, por un paso clandestino.

Al observar la presencia de los uniformados, el sujeto abordó una motocicleta Motomel Skua150 cilindradas, con claras intenciones de darse a la fuga.

A través de un trabajo articulado con utilización de elementos de bioseguridad, el hombre fue aprehendido. Después se solicitó la colaboración al personal del Comando Radioeléctrico Policial de esa localidad, que realizó las primeras diligencias procesales del caso, procediéndose al secuestro del rodado y traslado del detenido al Hospital local, donde fue hisopado.
Luego fue trasladado a COSIV, donde se inició la causa judicial por Infracción al Artículo 205 del Código Penal Argentino, quedando a disposición de la justicia.

El segundo procedimiento también se concretó el martes último alrededor de las 13:30 horas, cuando efectivos del Comando Radioeléctrico Clorinda tomaron conocimiento de la sustracción de un motor de agua perteneciente a la piscina del Consulado Paraguayo, ubicado en calle San Lorenzo y 12 de Octubre.
Ante el ilícito, los efectivos iniciaron la recolección de datos que orienten la investigación y sumado a la participación ciudadana, se estableció que en las redes sociales ofrecían un motor con similares características al sustraído.

El meticuloso trabajo de investigación y verificación de redes sociales, permitió entablar contacto con un hombre que se identificó como vendedor, acordando un encuentro en la Manzana 108 del barrio 1° de Mayo de esa ciudad.
Allí los auxiliares de la justicia identificaron a un hombre de 26 años, quien exhibió el bien en cuestión, tratándose efectivamente del motor sustraído. Según expresó el sujeto, lo adquirió de buena fe y lo entregó en forma voluntaria a la autoridad policial, procediéndose al secuestro.
Al respecto se realizó un expediente judicial que fue remitido a COSIV, para proseguir con las diligencias, todo a disposición del juez de turno.